Noticias recientes

En un Mes de María… Me Enamoré

Queridos lectores, en esta sección llamada “reflexiones” les dejo un escrito de hace algún tiempo pero que se hace eco de la experiencias de otras personas que, entre los regalos que Dios nos da a diario también tenemos experiencias de amor.

1En un mes de María… me enamoré.

En estos días algunos cristianos y marianos por cierto, se vuelcan a capillas, templos, juntas de vecinos o cualquier casa en donde revivimos, al aire de las primeras comunidades, el reunirnos ante María en un mes dedicado a su persona y a la persona de Jesús;  ya sea en misas o liturgias o simplemente para “juntarse y orar” entre el cansancio del día laboral o doméstico y  el “tibio cabeceo del ave María” como tan lindo escribiría años atrás, Esteban Gumucio, ss.cc.

Mis recuerdos en este mes de flores – y para algunos de alergias- se vuelca a un mes de María cuando me preparaba para la primera comunión en la parroquia cercana a mi hogar, llegaba cada atardecer la comunidad integrada por personas de todas las edades, no habían espacios reservados, pero siempre afloraba la cortesía para ceder el puesto a las más beneméritas de la comunidad.

Mientras que los niños de la primera comunión, nos sentábamos a los pies del altar en una actitud casi de “guardia suizo” porque el párroco entre que tocaba el armonio y se revestía para la misa, nos miraba vigilantes y nos decía una y otra vez, “pórtense bien, porque toda la comunidad los mira”.

Es increíble poder asombrarse ahora de la memoria de niños, puesto que a mitad del mes de María ya nos sabíamos las dos largas oraciones que rezábamos al unísono con toda la comunidad.

En aquel tiempo era muy  cierto  el llegar con “flores a María” los jardines de los vecinos y el de nuestras casas “pasaban susto” durante el mes. Con el correr del tiempo comencé a llevar dos flores  porque fue en ese mes de María que mi corazón, aparte de llenarse de oraciones y de fe, conoció el amor. Cierto que era un amor de niños, a escondidas de los catequistas y del párroco que no nos sacaba la mirada de encima.

Siendo niños, en el mes de María, la vida nos parecía linda, radiante y al mismo tiempo abierta a todas las posibilidades.

Al llegar la hora de partir a la parroquia, hacía mi última pasadita por los cajones de los muebles de mis hermanos mayores para sacarles un poco de la loción de moda “Demin” y el comercial de la televisión provocaba algo “entusiasmante que podría pasar con esa loción”

La primera flor que le regalé a la niña que me gustó fue una clavelina, flor que expire un perfume muy agradable y con la flor vino el beso y las sonrisas y miradas que intercambiábamos durante la misa.

De esas cosas, también lo sabían la Virgen y Jesús, porque nos  habían enseñado en catequesis que a ellos debíamos contarle todas las cosas que nos pasaban las lindas y las feas y esta era una cosa maravillosa. ¿Cómo no decirle a  la Virgen que estaba feliz? Ella no se enojaría por ello, tampoco se enojaron mis catequistas, al contrario nos hacían burlas y se reían de nosotros con esa risa cómplice que nos permitía seguir con esa aventura de niños. 

La tensión vino cuando llegaba el momento de confesarse para la primera comunión y pensar que el cura sí se podría enojar y nos podría dar un reto fuerte… Pero no fue así, cuando le dije en confesión que a veces sacaba flores de los jardines vecinos para traerle a la Virgen… se sonrío y cuando le dije que en el mes de María me había enamorado soltó una carcajada y me acarició la cabeza  como diciéndome “felicitaciones” (algo que interpreté con los años posteriores).

En los posteriores  mes de María que viví, siempre estuvieron presente mis oraciones para pasar de curso, por el bienestar de mi familia y tantas otras cosas que se guardaban en el corazón y mientras duró mi vida parroquial en dicho lugar, hubo otros meses de María en los que Dios me regaló la oportunidad de volver a sentir “mariposas en el estómago” y sentir el amor. 

foto pepePepe Abarza, cmf

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top