Noticias recientes

El Arco Iris de hoy, me habla de Dios y de mi patria.

Hace mucho tiempo que no volvía a dejar un escrito en la web.

Pero hoy, después de mucho tiempo, pude ver otra vez la firma de Dios cruzar el horizonte en los lindos campos maulinos.

El arco iris, bien sabemos desde la ciencia, que es la descomposición de la luz del Sol al pasar por las finas gotas del agua, pero desde la mirada de Fe, el pueblo creyente una vez se lo atribuyó a Dios, en el hermoso pacto que hace con Noé. después del diluvio. Su firma, como cariñosamente le llamo.

Desde mi mirada de Fe, todos en la vida necesitamos firmar pactos con Dios, todos necesitamos alzar la mirada, sobretodo cuando esperamos una respuesta de Dios frente a tal o cual cosa.

Esta semana lo necesitaba con toda el alma. Y Dios me respondió. Es un pacto conmigo y espero que con muchos que día a día le preguntan a Dios por sus propias interrogantes.

Un arco iris no sale por que sí, aparece por algo muy concreto.

Otra cosa, esta semana partió a la casa de Dios, lo digo con la certeza de saber que era un hombre cristiano y de fe. Dn Patricio Aylwin Azócar, un hombre que trató de que el arco iris de la bandera del No, pudiese aparecer en  la vida de mis compatriotas (de muchos, a quienes durante la dictadura les había “llovido sobre mojado”. Recuerdo con emoción una vez que pasó por mi cuidad natal en tiempos en que preparábamos el plebiscito del ’88. Fue un encuentro fortuito, con muchos jóvenes nos preparábamos en educación cívica, aprendiéndonos la Constitución del ’80 “casi de memoria” porque saldríamos a los campos a instruir a la gente para que supiese votar con libertad “sin temor, sin miedo” (como decía la publicidad de la franja política de aquellos años). y llegó “Don Pato” como le decía algunos que pertenecían a su partido. Se dirigió a nosotros y nos dijo con el tono de aquellos oradores que cautivan porque hablan con la convicción de quienes viven lo que dicen y que cuando hablan; se te pone la piel de gallina “Jóvenes… en ustedes está el sueño de construir un nuevo Chile…” Esas palabras calaron el alma de muchos – mi incluyo-. Al igual que cuando se le escuchaba referirse a los pobres con toda una carga afectiva y cognitiva aprendida desde la doctrina social de la Iglesia.

Sé que fui de aquellos que ayudaron en la construcción de esa patria soñada, no en vano, muchas veces tuvimos que escondernos de la policía y militares que rondaban las calles para “mantener el orden” y permitir que los del otro lado, pusieran sus carteles y tiraran sus “flayer” (antes se les decía panfletos)

Con el correr de los años de la democracia, lamentablemente aquel arco iris comenzó a desvanecerse y como decían los opositores “la alegría se hizo humo”. Producto de las privatizaciones, y el rol del Estado que poco a poco se fue debilitando, llegando a ser hoy casi “un calambrito” mientras que la Economía de Mercado, se fortaleció aún más. Y aún quedan muchas cosas pendientes o más que antes.

El arco iris que vi hoy, me hizo también recordar su persona  (Dn Pato) y sentir que era una despedida.

Pero desde mi mirada de fe, siempre sostengo que la muerte de un ser querido, produce resurrección en su entorno. Quiero que su Pascua, produzca resurrección a una nueva generación de políticos  que traten de tener la convicción de ver su cargo con un servicio para engrandecer la Nación,  Quiero que vuelvan a hablar de los pobres, pero con la carga propia de quien se siente interpelado por sus compatriotas y que no por sus sueldazos, pasen a ser del 1% más ricos del país.

Quiero que la nueva generación de jóvenes, vea la política como el “arte” de servir a una ciudadanía en coherencia y sencillez y que ganarse el pan con el sudor de la propia frente sea por el trabajo  del que se desvive por sus compatriotas y por todos aquellos que llegan a nuestro Chile buscando una oportunidad.

Deseo que un nuevo arco iris surque los cielo de nuestro Chile, que no sea slogan publicitario sino pacto de trabajo y de comunión, pacto de vida y de servicio.

Volviendo a mi Arco Iris, lo digo así, porque se me presentó como un “Detente” que te paraliza y te asombra. Gracias Dios por tu firma, gracias por permitirme verla con toda claridad y saber que las búsquedas de respuestas, si no me hablas por medio de la oración mental o bíblica, me llegan desde tu otro escenario, la creación.

Pepe Abarza, cmf

Pepe Abarza. @ppcmf

foto arco iris

aro iris camino a Vilches

 

 

 

 

 

Un comentario

  1. Carmen González

    Dios, en su infinito amor nos habla, en especial viendo, la hermosura y la sencillez del arco iris, y nosotros también debemos llevar a quienes, no pueden ver su propio arco iris, ellos que tienen una carga pesada, y que se van encorvando su espalda y no pueden ver más allá, de sus problemas, con un gesto, un abrazo lleno de amor y ternura hagamos, ver el gran pacto de nuestro Padre, es tan sencillo y no cuesta nada. Pasamos, de largo preocupados de nosotros mismos, somos egoistas, y egocentricos porque algunas veces ni siquiera en nuestra propia familia no ayudamos a descubrir en su propio cielo el arcos iris que Dios en ese momento le está haciendo brillar, porque como dicen nuestros abuelos después del arcos iris viene la bonanza. Que Dios que uno y trino nos bendiga.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top